Familias de 77 venezolanos desaparecidos en San Andrés continúan en su búsqueda 

En un esfuerzo por evitar que sus seres queridos sean olvidados, las familias de 77 venezolanos desaparecidos mientras viajaban de San Andrés, Colombia, a Corn Island, Nicaragua, han intensificado su actividad en redes sociales y han buscado el apoyo de diversas organizaciones de derechos humanos.

Mediante la cuenta de Instagram @77_venezolanos_desaparecidos, los familiares han estado compartiendo imágenes y testimonios, con la esperanza de obtener respuesta sobre la desapariciones de estas personas que de las cuales 27 eran niños.

Por su parte, la Fundación Venezolana de Niños Sustraídos, Retenidos y Desaparecidos (Funvenides) ha señalado que las desapariciones ocurrieron en tres viajes distintos durante 2023. Martín Geymonat, director de la fundación, explicó que los migrantes fueron engañados por ofertas de trabajo falsas promovidas en redes sociales.

Según Funvenides ha reunido pruebas que apuntan a la trata y el tráfico de personas. “Hay muchas evidencias de que son casos de desaparición, trata y tráfico de personas, como la señal de GPS de los celulares, el caso de un familiar que pudo descargar el WhatsApp de la hermana y tiene audios de los coyotes”, señaló Geymonat.

Sin embargo, la investigación se ha complicado debido a problemas legales en Colombia y Nicaragua. Las autoridades colombianas argumentan que la captación de los migrantes comenzó en Venezuela, por lo que es responsabilidad de la Fiscalía venezolana y la Cancillería coordinar con Interpol. Por otro lado, Nicaragua sostiene que no hay evidencia de que los migrantes hayan ingresado a su territorio.

Testimonios de Familiares 

Familiares de las víctimas han dado testimonio de que los migrantes fueron transportados por un recorrido gestionado por “coyotes”. Este viaje incluía ser recogidos en sus hogares, trasladados a Cúcuta, luego volar a Bogotá y finalmente a San Andrés, desde donde abordarían lanchas hacia Nicaragua, con el objetivo final de llegar a Estados Unidos. Todo esto por un precio de 1.500 dólares, con la promesa del sueño americano.

Los coyotes dividieron a los migrantes en grupos según su género y edad antes de embarcarlos. Las mujeres y los niños fueron separados en una lancha distinta de la de los hombres y personas mayores.

Las familias no cesan en su lucha y esperan reencontrarse con sus seres queridos. Cualquier información sobre los desaparecidos puede ser comunicada a través del WhatsApp 0424 379-42-62.

Adriangela Álvarez

Ayúdanos a llegar a más personas.
¡Comparte este contenido!

0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar de
guest

0 Comments
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios