FundaRedes: Desidia y abandono caracterizan infraestructura educativa existente en el país

La Organización No Gubernamental (ONG) FundaRedes ha advertido sobre el avanzado deterioro que reina en las infraestructuras educativas del país, producto de la “desidia” y el “abandono” de las autoridades.

En una nota de prensa, publicada este viernes, 24 de mayo, FundaRedes señaló que encontrar una escuela, liceo o universidad pública en óptimas condiciones, en la mayoría del territorio nacional, se ha convertido en una misión imposible.

La mayoría, sostiene la ONG, presentan graves problemas en sus plantas físicas, además de severas deficiencias en servicios fundamentales como el agua potable y la electricidad. 

En ese sentido, la coordinadora del Observatorio de Educación de FundaRedes, Zuly Mora, aseveró que en estados como Amazonas, Delta Amacuro, Zulia, Apure o Táchira; la población estudiantil de la zonas urbanas y rurales reciben clases en medio de escenarios que catalogaron como “catastróficos”

“La realidad de muchas instituciones educativas en el país es de precariedad, decadencia y abandono, por consiguiente, el proceso de enseñanza aprendizaje no puede desarrollarse efectivamente”, afirmó Mora.

Asimismo, señaló que a lo largo de los últimos 18 años se ha observado un deterioro progresivo de las instalaciones educativas públicas del país. Esto incluye el estado de las infraestructuras, por falta de mantenimiento, como también la falta de recursos y condiciones básicas necesarias para su funcionamiento. 

«Afectan la calidad de la educación»

Deficiencias como techos y paredes en mal estado, filtraciones de agua, baños en condiciones insalubres, falta de mobiliario adecuado, aulas o espacios prácticamente destruidos son comunes en escuelas, liceos y universidades públicas de Venezuela, lamentó Mora.

Enfatizó también que “estas condiciones adversas afectan indudablemente la calidad de la educación y el desarrollo integral de los estudiantes, así como la labor docente”.

Esto, debido a que el deterioro continuo de las infraestructuras educativas “no solo pone en riesgo la seguridad de los estudiantes y el personal educativo, sino que también afecta su motivación y rendimiento académico”, agregó.

La coordinadora del Observatorio de Educación de FundaRedes detalló que han podido constatar estas situaciones a través del monitoreo y las constantes denuncias hechas por parte de docentes, estudiantes, padres y representantes de los alumnos sobre el abandono y el deterioro continuo de los centros académicos.

Por último, explicó que el Estado venezolano debe establecer un sistema de mantenimiento y reparación constante de las edificaciones educativas existentes tanto en los estados fronterizos como en el resto del país, para garantizar un ambiente seguro y adecuado para el aprendizaje.

Nota relacionada: OBU: Las universidades venezolanas se encuentran muy asfixiadas ante la crisis presupuestaria

Ayúdanos a llegar a más personas.
¡Comparte este contenido!

0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar de
guest

0 Comments
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios