En Zulia rechazaron el aumento del «ingreso mínimo integral» anunciado por Maduro

Sobre el aumento del denominado «ingreso mínimo integral» anunciado por Nicolás Maduro, el 1 de mayo, que se ubicó en 130 dólares pagaderos en bolívares, los zulianos consultados por La TV Calle opinaron que no están de acuerdo dado que mantuvo congelado el salario y solo aumentó las bonificaciones.

El «ingreso mínimo integral» se trata del salario mínimo de Bs. 130 ($ 3.5 al cambio BCV), más 40 dólares de un bono de alimentación y 90 dólares del Bono de Guerra Económica. Es decir, el salario no sufrió aumento.

«Hoy he decidido subir el ingreso mínimo integral de los trabajadores a 130 dólares», dijo Maduro en esa oportunidad, desde Caracas, en una asamblea con obreros de la industria petrolera en el marco del Día del Trabajador.

«Eso no es un aumento salarial», opinó la zuliana Carmen Morales. «Le agregó a los bonos 30 dólares, o sea, sigue siendo un bono. Cada día estamos peor porque eso no va a convalidar para nada para lo que nos tienen que pagar. Siguen siendo los 130 bolívares para el aguinaldo, para las vacaciones. Seguimos en lo mismo o estamos peor», comentó.

Pedro Cujia catalogó el actual salario y el «ingreso mínimo integral» como «pésimos». Expresó que los montos no alcanzar para nada, dado que «todo está muy caro», por lo cual afirmó que la medida fue una «miseria».

«Solo en comida me gasto yo un promedio de 300 dólares», refirió el ciudadano.

La zuliana Tamara Calderón, del sector Los Olivos, en Maracaibo, dijo que no le ve sentido a lo anunciado por el gobierno nacional. «Para las madres, que tienen tres o cinco niños, eso no alcanza. Yo tengo dos niñas y se van como $ 150 entre jugos, meriendas y leche», narró.

La pensionada Sonia Rincón consideró que fue una «burla» el anuncio de Maduro. «¿Qué puede comprar uno con 130 bolívares de pensión? ¿Eso sirve? Aumentaron un poquito el bono y tampoco alcanza», consideró.

El maracaibero Alfredo Bravo, vecino de la calle 100 (Sabaneta), se preguntó cómo una persona puede subsistir con el mismo salario y un aumento en las bonificaciones.

«Yo trabajé en la administración pública durante 28 años y ni un paquete de harina me corresponde porque renuncié gracias a este desastre de gobierno», comentó Bravo.

«No se acerca ni un poquito a la realidad que uno vive cad cada día, no se acerca para nada», consideró Alberlis Franco, del sector José Gregorio Hernández, sobre el ajuste del ingreso mínimo integral.

Franco reconoció que cuenta con varios trabajos para poder surfear el alto costo de la vida en Venezuela. Explicó que gasta unos 300 dólares en alimentos mensualmente.

Los ciudadanos exigieron al gobierno nacional que tome medidas reales y asertivas para paliar la crisis económica por la cual atraviesa Venezuela, donde la canasta alimentaría se elevó un 1,02 %, entre febrero y marzo de 2024, al situarse en 554,26 dólares. En enero, el monto de la canasta ya se había incrementado un 9,9 % respecto al cierre del mes de diciembre de 2023.

Nota relacionada: En Amazonas exigen atención a la problemática de los servicios públicos

Ayúdanos a llegar a más personas.
¡Comparte este contenido!

0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar de
guest

0 Comments
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios