Egresados

Egresados en Nueva Esparta temen por su futuro en una isla con pocas oportunidades

Durante el mes de noviembre se realizan las promociones de grado de las principales casas de estudio de Nueva Esparta, tanto del sector privado como del sector público, de las cuales egresan abogados, contadores, administradores, educadores, ingenieros y demás.

Sin embargo, estos, posterior al cierre de su ciclo estudiantil, suelen sentirse «paralizados» por la falta de oportunidades laborales en la entidad insular, lo que ha generado que muchas de estas personas manifiesten su deseo de migrar en el territorio nacional o hacia aquellos países de la región que le logren brindar un panorama más amplio al ciudadano en temas de calidad de vida.

La gran mayoría de los egresados en la carrera de derecho exponen en diferentes espacios la incertidumbre que los invade a diario acerca del futuro que deben enfrentar, porque las ofertas laborales presentes en la entidad insular no cubren los perfiles profesionales que presentan esta clase de personas.

«Aquel que egresa de la carrera de Derecho en Margarita, tiene que estar claro que no conseguirá trabajo al instante de egresar, porque acá el ejercicio no es nada sencillo, lo recomendable es buscar una especialización. Pero las ofertas son tan limitadas que termina siendo frustrante para muchos», dijo Fernando, abogado egresado de la Universidad de Margarita.

De la misma manera, ocurre con los egresados de las carreras del área de contaduría y administración, los jóvenes prefieren realizan emprendimientos informales para subsistir ante la situación crítica que se enfrenta en el oriente del país.

La carencia de posgrados y especialidades en la Isla frustran a los estudiantes y egresados

«Las especialidades son muy pocas, los posgrados están inclinados al área penal y civil, algunas cosas de gerencia, identidad regional y tributario. No tenemos un campo amplio para especializarnos en el área que deseamos, por ejemplo, en mi caso quiero estudiar un posgrado en derechos de la mujer», dijo Carolaine, estudiante de derecho en la entidad insular.

Además, los jóvenes no cuentan con el nivel de ingresos suficientes para poder cubrir los gastos de una nueva carrera de pregrado en el sector privado o al menos lograr abordar los precios de los estudios superiores. Un estudiante regular necesita aproximadamente 400 dólares para poder pagar la matrícula trimestral que demanda su carrera.

Sin embargo, hay estudiantes que acuden a las universidades autónomas para poder emprender una nueva etapa formativa en la entidad insular, aunque muchos de los aspirantes para incursionar dentro del campo de los estudios superiores exponen su descontento porque gran parte de las oportunidades están limitadas debido a la misma condición de isla en la que se encuentran sus habitantes.

Egresados en Nueva Esparta temen por su futuro en una isla con pocas oportunidades
Image

Daniel Marín

Corresponsal del estado Nueva Esparta

Ayúdanos a llegar a más personas.
¡Comparte este contenido!

Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

You have to agree to the comment policy.