Colas de gasolina

El regreso de las colas de gasolina atormenta a los margariteños

En este mes de noviembre, el incremento de las colas de gasolina, las fallas de los servicios públicos y las dificultades para establecer un ritmo de vida medianamente estable se han convertido en los principales retos de la población margariteña para desarrollarse dentro de un espacio donde se garantice la dignidad humana.

Los margariteños han tenido que pernoctar nuevamente en las principales calles de la entidad insular, ya que el reinicio de las grandes colas y la eliminación del combustible subsidiado de algunas estaciones de servicios los ha trasladado desde sus hogares hasta los puntos claves en la Isla para acceder al combustible económico vinculado con la plataforma patria.

«Yo vengo a hacer esta cola para ver si hoy o mañana me colocan gasolina, aunque esos 120 litros no alcanzan para mucho, pero es la única manera que tengo para poder moverme entre municipios», dijo Eduardo Guerrero, habitante de Nueva Esparta.

Además, Guerrero aseguró que muchas personas en la actualidad deben caminar desde su hogar hasta las zonas comerciales porque no tienen los recursos suficientes para sostener la renta de combustible que demanda su vehículo.

La disminución de los subsidios en los procesos de distribución de gasolina en el territorio insular, aunado a la desaparición momentánea de la mínima estabilidad que mantenían los margariteños del servicio eléctrico, ha puesto en jaque a muchas personas que han tenido que pasar hasta 15 o 18 horas en cola esperando para acceder a alguna estación de servicio.

Colas que suelen estar conformada por casi 200 o 400 carros, estos pueden llegar a ocupar una hilera completa de unidades que esperan agotar los 120 litros asignados por la plataforma patria y así lograr desplazarse entre municipios en medio de una crisis de servicios que invade al estado Nueva Esparta.

120 litros de gasolina que resultan insuficientes para el ritmo de vida de los margariteños

«Hay carros que agarran los 120 litros, pero estos no alcanzan para una semana de mi ruta de transporte, yo tengo que ir y venir de Porlamar casi a diario y me ha tocado enfrentar a veces la noche sin gasolina en medio de avenidas muy solas», indicó Sandro Arteaga, un plomero del estado.

Los usuarios del sector transporte, a diario, manifiestan con temor que la cantidad de litros designados por el sistema patria no son suficientes para un mes de trabajo, por lo que tienen que buscar ciertas alternativas para cubrir las demandas presentes en el día a día de los jóvenes y adultos que integran la Isla de Margarita y Coche.

En las colas para acceder a las estaciones de combustible se encuentran jóvenes, adultos y personas mayores que deben padecer por varias horas bajo el sol o altas temperaturas en espacios de manera estática para conseguir empujar sus vehículos hasta el dispensador de combustible, pero no descartan la opción que a mitad de mes posterior a agotar sus cupos disponibles estos acuden al servicio de gasolina internacional que resulta el doble de costoso que el modelo empleado anteriormente en el sector transporte.

El regreso de las colas de gasolina atormenta a los margariteños
Image

Daniel Marín

Corresponsal del estado Nueva Esparta

Ayúdanos a llegar a más personas.
¡Comparte este contenido!

Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

You have to agree to the comment policy.