Vehículo

Adquirir un vehículo usado se hace cuesta arriba para los anzoatiguenses

El uso de un vehículo particular, más que un lujo, bien podría ser una necesidad para cualquier persona. Y es que son muchos los que sueñan con trabajar duro para poder adquirir un medio de transporte que les facilite movilizarse de un lado a otro sin ningún contratiempo.

No obstante, la crisis económica que atraviesa Venezuela hace que cualquier ciudadano vea muy lejos materializar esta meta. Esto, debido a los bajos salarios que perciben y que apenas les alcanza para cubrir sus necesidades básicas y las de su familia.

Actualmente, un vehículo usado con detalles puede superar los 1.500 dólares, un monto que representa aproximadamente 107 salarios mínimos, tomando en cuenta que el mismo se ubica en 130 bolívares y la tasa del dólar del Banco Central de Venezuela (BCV) hasta este 15 de noviembre se fijaba en Bs. 9,31.

La cifra suele incrementarse dependiendo de las condiciones, la marca y el año del carro. Los más costosos suelen ser las camionetas, y mucho más si son Toyota, que podrían rondar, mínimo, los 12.000 dólares. Aunque, cabe destacar, los vehículos Chery, de fabricación china, ya suelen valorarse en más de 3.500 dólares.

Sueños de comprar un vehículo desvanecidos

Para Olivia Hernández, quien labora como ayudante de cocina en un restaurante ubicado en Barcelona, lo que devenga muy pocas veces le alcanza para pagar pasajes. Considera que con sus ganancias mucho menos podría comprarse un carro.

«Quisiera yo tener un carrito para dejar de andar a pie. Sobre todo porque vivo lejos y todos los días tengo que madrugar para esperar el autobús y venir a trabajar. Pero a duras penas me alcanza para pagar pasaje y comprar comida. Lo que gano no me da ni para un Chevette», expresó.

Otra que manifestó su opinión fue Luisana Calderón. Confesó que ha estado reuniendo para adquirir un automóvil;  no obstante, se le han presentado otras prioridades que la han llevado a reducir sus ahorros.

«Cuando voy llegando a la meta tengo que comprar comida o los niños se enferman y tengo que descompletar. Y eso que estoy ahorrando para un carrito sencillo. Algo que me lleve y me traiga. Pero qué va, estoy que me rindo. Lo veo imposible. Cada vez están más caros y yo tengo muchos gastos», sostuvo.

Los encuestados también hablaron sobre el reciente anuncio de la llegada de mil vehículos iraníes a Venezuela, como parte de un acuerdo entre ambas naciones. Estos, según informó el gobierno de Nicolás Maduro en septiembre, se venderán entre 11.000 y 16.000 dólares, pero hasta ahora se desconocen mayores detalles de quiénes podrán adquirirlos.

A juicio de Hernández y Calderón, para que un venezolano de a pie pueda comprarse uno de esos carros, el salario mínimo tiene que sobrepasar los 2.000 dólares. «¿Si no cómo uno come, paga los servicios y de paso el crédito del carro?».

Adquirir un vehículo usado se hace cuesta arriba para los anzoatiguenses
Image

Carlos Morales

Corresponsal del estado Anzoátegui

Ayúdanos a llegar a más personas.
¡Comparte este contenido!

Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

You have to agree to the comment policy.