Zonas populares

Habitantes de zonas populares de Margarita comen dos veces al día porque tener tres platos de comida les resulta muy costoso

Los margariteños, producto de la crisis que se vive actualmente en Venezuela, han tenido que reducir las porciones de comida en sus hogares, ya que el déficit presupuestario de sus hogares los ha llevado a replantearse sus esquemas de comida diario, estableciendo solo dos o hasta un plato de comida en su día a día.

Tal como sucede con la señora Juana Fuentes, una madre de familia que posee tres trabajos para sostener su hogar, manteniendo un nivel de ingresos mensuales de casi 280 dólares, los cuales no son suficientes para cubrir los tres platos de comida de ella y sus hijos. 

«Yo salgo a trabajar a las 7 AM de lunes a viernes, tengo tres hijos, mi esposo murió hace unos años de un infarto, por lo que tuve que asumir las riendas de mi hogar, pero desde la llegada de la pandemia tuve que limitar los platos de comida en mi día a día, por lo que ahora solo desayuno y ceno, dejando a un lado el almuerzo», dijo Juana Fuentes ante La TV Calle.

Asimismo, los cuadros de desnutrición en las zonas populares han incrementado de una manera descomunal, en vista que muchos padres o representantes no tienen los recursos suficientes para poder atender a las demandas calóricas de sus hijos, mientras que otros viven en cuadros constantes de estrés por las malas jornadas alimenticias que estos mantienen.

Las enfermedades se multiplican y el hambre crece como espuma en las zonas populares

«No es justo que como seres humanos tengamos que pasar hambre o que caigamos en cuadros graves de desnutrición o enfermedades por culpa de la negligencia que opera en el estado venezolano», dijo Lorenzo Domínguez.

Domínguez es fiel creyente al catolicismo, este todos los días por los niños o niñas de su cuadro realiza oraciones para que Dios les brinde salud dentro de tiempos difíciles, porque el nivel de hambre que se vive en algunas áreas del municipio Gómez.

También, expresó su preocupación por el estado de salud de sus vecinos que padecen de fuertes dolores de cabeza o han bajado hasta 15 kilos de forma inesperada, este asegura que las principales razones por las que muchos margariteños viven inmersos en el estrés son porque no tienen que brindarle de comer a sus seres queridos.

Las personan muy rara vez comen pollo o carne en su día a día

Algunas personas tienen que comer granos constantemente y otras con el paso del tiempo han dejado de consumir carne, pollo o pescado con regularidad, lo que estanca los procesos de crecimientos de los niños o niñas que requieren de una cantidad determinada de caloría para mantener un ritmo balanceado de vida en el ámbito alimenticio.

«Un pollo puede llegar a costar casi 9 dólares, aunque se puede conseguir en otro lugar un poco más barato, pero a rasgos generales terminas gastando en un solo pollo casi 7 dólares aproximadamente y con el nivel promedio de ganancias de muchas personas es preferible descartar esta clase de compras para poder tener otras cosas como pan o harina pan», comentó Arturo Narváez.

El abandono de uno de los tres platos de comida obligatorio, la reducción de proteínas o algún tipo de carne a la hora de desayunar o cenar, se ha convertido en uno de los principales problemas de los margariteños en diferentes zonas populares de la entidad.

Habitantes de zonas populares de Margarita comen dos veces al día porque tener tres platos de comida les resulta muy costoso
Image

Daniel Marín

Corresponsal del estado Nueva Esparta

Ayúdanos a llegar a más personas.
¡Comparte este contenido!

Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

You have to agree to the comment policy.