Animales de corral

Margariteños compran animales de corral para poder sobrevivir a la crisis del país

En Nueva Esparta, el incremento de ventas informales de animales de corral en las calles de los principales puntos comerciales se ha convertido en un medio para la sobrevivencia de muchos. Una persona compra un pollo vivo para criarlo en su casa por un mes aproximadamente, para luego matarlo y cocinarlo.

Un pollo vivo en la calle suele costar desde 2 hasta 5 bolívares aproximadamente, las implicaciones alimenticias del animal generan un gasto de caso 10 dólares mensuales, este luego crece para ser revendido o lo matan para la comida del hogar.

“Comprar esta clase de animales suele ser algo extraño porque parece la época de la colonia, pero es la única manera de comer proteínas o consumir pollo de forma más económica. Un pollo muerto, listo para cocinarse, puede costar hasta 10 dólares”, dijo Arturo Montesino, habitante del municipio Mariño.

Para muchos margariteños resulta viable esta clase de compras, ya que con 2 dólares pueden comprar hasta 8 pollos chiquitos, estos al crecer se llevan 10 dólares al mes en alimento, luego posterior a su crecimiento, suelen venderse ya preparados para solo cocinarse, un poco más económicos que en una carnicería.

Para sacar un promedio, Arturo afirma que una persona puede ganarse hasta 50 dólares por cada 10 pollos vendidos, es decir, las ganancias suelen equivaler al precio de 5 pollos enteros en un supermercado o carnicería en cualquier lugar de la Isla.

Criar animales podría traer enfermedades

Sin embargo, existe un conjunto de personas que rechaza esta clase de prácticas porque consideran altamente riesgoso que alguien dentro de un apartamento o en alguna urbanización comience a criar pollos o conejos para la venta, porque son animales que poseen grandes enfermedades y no se encuentran en un ambiente ideal para su desarrollo.

“El otro día vi a un muchacho que metió un borrego en un edificio aquí en Margarita, es algo ilógico tener esa clase de animales en esos espacios, según ellos les conviene para luego venderlo en grandes cifras. Pero, los 100 dólares que puede ganarse por ese animal no es suficiente para las enfermedades que produce”, señaló Lorena Rivero ante La TV Calle.

También, los comentarios de los transeúntes es que “las personas han tenido que hacer de todo para combatir la crisis del país”, por ejemplo, ponerse en puntos clave de las avenidas del municipio Mariño para comercializar animales de granja a los ciudadanos, siendo este un mecanismo retardatario para generar ingresos en la entidad insular

La carencia de empleos, los bajos ingresos, los fuertes golpes que ha venido dando, la inflación descomunal que se vive en el país y las políticas ineficaces suelen estancar el ritmo de vida de los margariteños, estos han tenido que abandonar sus metas o sueños para construir medidas que les permita abordar la realidad que se enfrenta en el país actualmente.

Margariteños compran animales de corral para poder sobrevivir a la crisis del país
Image

Daniel Marín

Corresponsal del estado Nueva Esparta

Ayúdanos a llegar a más personas.
¡Comparte este contenido!

Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

You have to agree to the comment policy.