Agua

Margariteños en zonas populares pasan penurias para poder acceder al agua potable en sus hogares

La crisis del agua en la entidad insular con el paso del tiempo ha incrementado de manera significativa en las poblaciones rurales de la Isla de Margarita, donde las personas se ven en la obligación de efectuar inversiones en varios metros de manguera o tubos para poder recolectar agua hasta sus hogares de manera directa.

Hay sectores de la Isla de Margarita cuya distribución por tuberías ha quedado paralizada desde hace años, el acceso al agua potable se ha convertido en un reto para muchas personas más que un servicio público que debe el estado garantizar con base en las observaciones internacionales de este derecho humano.

“Yo tuve que invertir 30 dólares en una manguera de 100 metros, además tengo que pasar toda la noche despierto pendiente de mi bomba porque si no me la pueden robar, ya que por las dificultades que tengo para disponer del agua potable en mi casa toca hacer guardia de noche a nuestras maquinarias”, dijo Leonardo Marcano, habitante del municipio Gómez.

Así como Leonardo, existe el caso de las personas que habitan la población de El Maco, quienes pasan varias madrugadas pendientes del agua cuando les toca el ciclo, en vista que el acceso por tubería suele ser imposible.

Por lo mismo, adultos mayores, mujeres, niños, niñas y adolescentes en los días que llega el agua a la calle principal de dicha población deben realizar varios esfuerzos para poder cargar los tanques de sus casas, siendo este hecho un factor que influye de manera directa en el goce y disfrute de una calidad de vida en su zona de confort.

Los derechos de las mujeres, adultos mayores y niños se ven cercenados por la crisis del agua

“Yo veo a diario a muchas mujeres que con esto del agua deben hacer grandes esfuerzos cargando botellones de agua, empujando carretillas o cargando agua por la calle, además les toca caminar por casi 500 metros para trasladar este líquido a sus casas. No es que estas no lo puedan hacer, pero no es lo correcto para vivir dignamente”, comentó ante La TV Calle Juana Domínguez, habitante del municipio Gómez.

De la misma manera, ocurre con los niños, niñas o los adolescentes, quienes realizan duras jornadas de trabajo en su hogar para poder disponer del agua, estando este patrimonio en muchos casos contaminado, sosteniendo un color oscuro o con malos olores, pero de igual forma, los ciudadanos prefieren almacenar el agua con estas condiciones que correr el riesgo de pasar varios días sin acceder al mismo.

Varios adultos mayores han perdido la calidad de una vejez digna, al instante en que salen con sus hijos o vecinos por casi 100 metros de forma constante para instalar el sistema de bombeo que les permita llenar sus tanques de agua, para muchas personas resulta inhumano mantener estas condiciones donde acceder al agua potable se ha convertido en un reto más allá de un privilegio establecido en el ordenamiento jurídico internacional.

Margariteños en zonas populares pasan penurias para poder acceder al agua potable en sus hogares
Image

Daniel Marín

Corresponsal del estado Nueva Esparta

Ayúdanos a llegar a más personas.
¡Comparte este contenido!

Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

You have to agree to the comment policy.