Altas temperaturas en Margarita

Las altas temperaturas alarman a los margariteños

Las altas temperaturas durante el mes de agosto han generado ciertas consecuencias en los hogares de los margariteños. El incremento del calor en la entidad insular ha puesto en riesgo la salud de algunas personas mayores o las posibilidades de mantener condiciones ideales de vida.

Durante semanas, el calor en el día y la noche se ha vuelto un elemento insoportable para los margariteños, quienes presentan en muchos casos fuertes dolores de cabeza, problemas con la tensión o cuadros severos de estrés que ascienden las posibilidades del desarrollo de ataques al corazón para aquellos sujetos vulnerables a dicha patología.

“Es complicado dormir en Margarita con este calor. Suponemos que debe ser el cambio climático, pero vamos al médico porque nos sentimos mal, donde nos responden que no hay productos médicos, que debemos comprarlos nosotros”, dijo Gloria, habitante del municipio Mariño.

Asimismo, el estrés va en subida para muchas personas porque entre las fallas constantes e inesperadas de los servicios públicos, la comida congelada no tiene los procesos de conservación adecuados porque los congeladores al mantenerse inactivo aceleran el proceso de descomposición de estos productos de primera necesidad.

“Con este calor y a veces pasamos hasta 6 o 4 horas sin electricidad, en ese período de tiempo perdemos mucha comida que tenemos en el congelador. Por ejemplo, el pescado se daña por pasar tanto tiempo sin frío y eso nos deja sin comida por varios días, no es fácil vivir en la Isla con esta temperatura en el día a día”, dijo Pablo, habitante del municipio Gómez.

La crisis climática golpea fuertemente a los margariteños

Las altas temperaturas en la Isla de Margarita, las barreras presentes en el sistema de salud y las políticas ineficaces empleadas en la entidad insular para abordar las necesidades de los margariteños son algunos de los problemas derivados de la crisis climática que golpea a la región.

“Hay zonas de Nueva Esparta que tienen hasta 4 meses sin acceso al agua potable, mientras que otros lugares culpan de esta situación la carencia de un acueducto óptimo. Aunque también están nuestros problemas para disponer de agua por tubería que hace que muchas mujeres y niños tengan que caminar largos trechos para disponer del vital líquido”, dijo Jacinto, habitante del municipio Mariño.

Este considera que los derechos de las mujeres se ven vulnerados no solo por la falta de agua potable, sino también por los limitantes impuestos por el cambio climático que deja en sequía a varios sectores, lo que produce desigualdades de género al instante de emplear mecanismos de sobrevivencia ante la desaparición del patrimonio natural de manera indefinida.

Por lo tanto, de una forma lenta pero segura, se ven las consecuencias la carencia de políticas ambientales que brinden protección al ciudadano, en vista que la carencia de agua potable o las altas temperaturas desprenden de este fenómeno que se desea combatir dentro de la agenda del 2030.

Las altas temperaturas alarman a los margariteños
Image

Daniel Marín

Corresponsal del estado Nueva Esparta

Ayúdanos a llegar a más personas.
¡Comparte este contenido!

Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

You have to agree to the comment policy.