Turismo

Hacer turismo: El mayor reto que hoy poseen muchos jóvenes venezolanos

Muchos son los factores que en los últimos años han representado un desafío para la población juvenil de Venezuela, entre ellos: disfrutar del libre esparcimiento. En la región central y oriental del país, el equipo de La TV Calle recopiló testimonios en el que se identificaron las principales limitantes que suelen presentarse al intentar realizar actividades de recreación en el territorio nacional. 

Hacer turismo en Venezuela es de las actividades que se ha vuelto cada vez más cuesta arriba. Sobre todo para los jóvenes venezolanos, quienes deben debatirse entre gastar sus pocos ingresos en necesidades básicas o en disfrutar de un viaje. 

En pocas palabras, los espacios de recreación en el territorio nacional han quedado a un lado, en vista que el porcentaje de ingresos que percibe mensualmente un hogar no es suficiente para lograr abordar cada una de las barreras impuestas por la crisis en Venezuela.

Por ejemplo, viajar durante el mes de agosto o diciembre antes era tomado como una costumbre para los venezolanos, quienes realizaban viajes de fines de semana a los principales destinos turísticos del país, tal como sucedía en la Isla de Margarita. En dicha temporada los aeropuertos y hoteles se saturaban por la gran cantidad de pasajeros visitando la isla. 

“Hoy los vuelos de avión son muchísimo más costosos que hace 5 años, viajar puede salir como mínimo en 50 o 60 dólares a cualquier destino turístico, además que suele ser un proceso la compra de los boletos. Pero la llegada de la pandemia paralizo el turismo en Margarita y todo el país”, dijo Javier Salazar, agente de viajes en Nueva Esparta.

¿Cuánto cuesta trasladarse en transporte terrestre por el interior del país?

Los jóvenes han optado por alternativas que les permitan distraerse con menores presupuestos, que no les exijan moverse de la entidad donde habitan, ya que las familias tienen que tomar en cuenta el precio del transporte terrestre al momento de decidir cuáles serán sus planes de recreación, cotizando el traslado ida y vuelta a sitios turísticos, sin contar con el hospedaje, comida y otros gastos. 

Por ejemplo, desde el terminal del Big Low en Valencia los precios del pasaje en autobús varían dependiendo la distancia entre los 5, 15, 25 y 35 dólares por persona a destinos como Caracas, Falcón, Anzoátegui y Mérida respectivamente. 

“Hay situaciones donde queremos trasladarnos hasta otros estados para salir de viajes con tus amigos, pero no todos podemos, pero en esos instantes buscamos otras alternativas para recrearnos, nos vamos al cine, al parque o buscamos un espacio donde nos logremos divertir en grupo”, comentó ante La TV Calle Marcela Silva.

Los paquetes turísticos son impagables y los jóvenes temen viajar a otras entidades

Algo similar sucede en Nueva Esparta, en donde el turismo se ha caracterizado durante décadas como una pieza clave para el desarrollo de la Isla de Margarita, Coche y Cubagua. En promedio, un paquete vacacional varía entre 45 y 450 dólares por día, lo que representa un lujo que muchas personas no pueden cubrir con el salario promedio que se maneja en el país.

“Mi salario no alcanza para cubrir los gastos a otro estado, vivimos con un salario fantasma y créeme que es un reto disfrutar o recrearse en familia cuando no te alcanzan los ingreso. Pero toca salir adelante, además nos da miedo viajar por el covid y el sistema de salud no funciona”, dijo Richard Guerrero.

¿Qué opciones tienen aquellos que desean disfrutar del turismo?

A pesar de que algunos deben pasar largos meses ahorrando para cubrir los gastos que acarrea un viaje a otra entidad en el territorio nacional, aún hay personas que con esfuerzo y dedicación logran disfrutar de esta clase de actividades.

“No es nada fácil, hay que reunir, planificarse con tiempo y buscar un buen presupuesto y así si se pudiera viajar. Para mi grupo familiar que somos 3 personas, yo destinaría unos 700-800 dólares para un viaje corto”, explicó una de las encuestadas en Caracas. 

Es decir, hay un grupo de jóvenes que sí logra viajar en las temporadas vacacionales, pero pueden hacerlo solo si ahorran meses previos. Pues, deben contar con un amplio presupuesto familiar.

Viajar por fines turísticos se ha vuelto un hecho casi místico en Venezuela

Durante la investigación se logró observar que muchos expresaron tener que adaptarse y recurrir a otros planes para distraerse, como reunirse en la casa de algún amigo, ir a un centro comercial, la discoteca, al cine o a la playa, donde igualmente los precios de los servicios están lejos de la realidad de un salario mínimo.

“Un grupo grande que se ponga de acuerdo para salir y disfrutar un fin de semana diferente”, expresó una encuesta en Anzoátegui sobre las alternativas de los jóvenes para recrearse. 

Finalmente, se observó que algunos jóvenes sí pueden hacer turismo en el país. Unos lo hacen hasta donde su presupuesto se los permita y otros en definitiva no pueden acceder a este tipo de recreaciones. Sin embargo, otros se inclinan por desarrollar viajes familiares en vista que resulta más económico que emprender un viaje de forma individual.

Hacer turismo: El mayor reto que hoy poseen muchos jóvenes venezolanos
Image

La TV Calle

Ayúdanos a llegar a más personas.
¡Comparte este contenido!

Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

You have to agree to the comment policy.