Protesta en contra del maltrato animal

Proteccionistas marcharon para exigir que violencia animal sea considerada un delito y no una falta

Quienes tienen mascotas, afirman sentirse afectados psicológica y emocionalmente cuando alguien agrede a un animal, independientemente de su tipo, raza o género. Por eso, proteccionistas y distintas organizaciones en Anzoátegui marcharon hasta la fiscalía del Ministerio Público (MP) para exigir que consideren estos actos como un delito y no una falta, como lo es actualmente.

A la movilización, que se realizó el viernes 12 de agosto y que tuvo como punto de partida la avenida Miranda de Puerto La Cruz, acudieron representantes de fundaciones como Angelitos con Patas, Festival de Huellas, Fundación de Protección Animal (Faprani) y la comunidad “Petlover” de la zona norte de la entidad.

Obdalys Salazar, presidenta del Festival de Huellas, manifestó que introdujeron el documento con el fin de que en la Ley de Protección de Fauna Doméstica Silvestre Libre y en Cautiverio se incluya como un delito cualquier tipo de agresión contra los animales, ya que actualmente solo se sanciona a los responsables y no se les aplica una pena.

“Estamos buscando que se cambie el artículo 66, donde se habla de crueldad animal y está tipificado como falta. También estamos haciendo un llamado a las 334 alcaldías de nuestro país para que se aboquen a crear las unidades de gestión animal, que eso está tipificado en la ley, en el artículo 34”, dijo.

Cortesía

Atrocidades en contra de la vida animal

La defensora de los derechos de los animales, quien comentó que la vida se respeta por encima de cualquier cosa, alertó que hoy día existe una nueva modalidad denominada «Crush fetish», que consiste en aplastar los miembros de un animal para lucrarse y que se difunde a través de la “Deep web”, así como la zoofilia y otro tipo de actos violentos en los que incluso se utilizan armas de fuego.

“Hace días, en el Día Internacional del Gato, un señor mató un gato con una pistola, pero el delito fue porte ilícito de arma, más no haber matado una vida como un gato. El gato fue una falta. Entonces, parte de esas incongruencias es lo que queremos establecer y cambiar en esta ley”, sostuvo.

Salazar recordó que en Anzoátegui uno de los casos más sonados es el de un perrito llamado Kuma, que fue lanzado de la azotea de un edificio abandonado en Guanta. También el presunto envenenamiento de más de 30 perros en el sector del Cerro El Morro de Lechería.

Por otro lado, informó que en la entidad se han reportado denuncias de personas que ejercen funciones como veterinarios cuando no lo son, por lo que también se plantea esta situación en el documento que entregaron en el MP.

Proteccionistas marcharon para exigir que violencia animal sea considerada un delito y no una falta
Image

Carlos Morales

Corresponsal del estado Anzoátegui

Ayúdanos a llegar a más personas.
¡Comparte este contenido!

Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

You have to agree to the comment policy.