Escuela de Mesa Redonda

Escuela de Mesa Redonda en Umuquena se mantiene por la buena voluntad  

A escasos cuarenta minutos de Umuquena municipio San Judas Tadeo en el estado Táchira, se encuentra una pequeña comunidad llamada Mesa Redonda, una aldea rural donde funciona una escuela estadal la cual brinda educación a un grupo de 21 estudiantes.

Esta institución solo funciona mediante la buena voluntad de las dos únicas docentes que laboran allí, y de los representantes que como pueden colaboran para que los niños puedan recibir clases todos los días.

Entre lágrimas Marbelys Sánchez, una de las docentes que trabaja en la Escuela de Mesa Redonda, comentó que las condiciones en las que se imparte clases en la escuela no son las mejores, y que solo logran el objetivo mediante la buena voluntad.

Escuela en Mesa Redonda prácticamente en el piso

“La escuela está en pésimas condiciones, el techo se nos está cayendo a pedazos, las tablas con la lluvia y el sol se están cayendo. Tenemos que dejar clases en los periodos de lluvias, y nos toca que sacar a los niños de ahí y trabajar en las casas de algunos representantes,  explicó la docente.

Sin embargo, las carencias no son solo de infraestructura, los 21 estudiantes inscritos en la escuela no cuentan con pupitres ni mesas sillas para poder recibir las asignaturas de manera más cómoda, solo se sientan en algunas sillas que no están en óptimas condiciones. Además, los servicios básicos tales como el agua y la luz son inexistentes.

En cuanto a la alimentación, los representantes y las dos únicas docentes que dan clases en la escuela construyeron un pequeño fogón, donde una voluntaria de la comunidad va y les cocina los alimentos a los infantes. “Solo tenemos dos ollas que compramos entre todos, no tenemos utensilios de cocina tampoco” detalló Sánchez.

Hace algunos meses a la institución llegaron ocho computadoras, al igual que la donación de un enfriador para conservar ciertos alimentos, equipos que no se han podido utilizar por la falta de electricidad en la escuela.

Infraestructura incompleta

También se pudo conocer que la construcción de la escuela no está completa, las paredes solo quedaron a la mitad, y el resto solo son cabillas que no están tapadas completamente. Si hace sol las docentes optan por agrupar los niños hacia un área del único módulo que tiene la institución, para que no les afecte ni les dé más calor.

En este mismo espacio, se les imparte clases a niños de preescolar y a los de educación básica.

El paso hasta la escuela de Mesa Redonda

Para llegar hasta la escuela de Mesa Redonda, se debe atravesar varios puntos donde la vía está en muy malas condiciones. Si en dado caso la quebrada que pasa cerca de la carretera crece, el paso se restringe por completo. “Si estamos dando clase y empieza a llover debemos esperar que escampe y que la quebrada baje y terminamos saliendo de la escuela prácticamente en la noche” contó la docente.

La escuela no cuenta con ningún tipo de especialista en diferentes aéreas, tales como ingles, computación o cultura. Tampoco cuentan con ningún tipo de coordinador. Una de las docentes da inicial y la otra imparte clases en primaria.

La docente considera que actualmente trabajan con “las uñas” en la institución, solo cuentan con los representantes y miembros de la comunidad que colaboran para que los infantes sigan recibiendo educación.

Trabajan con poco material

Por su parte, Arcenio Claret director de Educación del municipio San Judas Tadeo, dijo que la situación es crítica en esta escuela, pues los materiales con los que imparten clases no están del todo completos, “hay docentes que están dando clases es casi bajo la lluvia”. Aseguró que al menos el 90% de las escuelas de Umuquena se encuentran en condiciones deplorables.

Escuela de Mesa Redonda en Umuquena se mantiene por la buena voluntad  
Image

Holiancar Contreras

Corresponsal del estado Táchira

Ayúdanos a llegar a más personas.
¡Comparte este contenido!

Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email

Un comentario en «Escuela de Mesa Redonda en Umuquena se mantiene por la buena voluntad  »

Deja un comentario

You have to agree to the comment policy.