Productores merideños afectados por las lluvias

Productores merideños están abandonados por el Ministerio de Agricultura

Productores merideños del Valle del Mocotíes y la zona del páramo se encuentran solos ante las fuertes precipitaciones. Indican que se sienten huérfanos, no tienen ayuda del Ministerio de Agricultura y Tierras.

Ante la pérdida de cosechas y problemas con la distribución de gasolina, ocasionado por escasez de combustible en los pueblos; los agricultores exigen a dicho ministerio que los ayude con financiamiento para volver a recuperar la siembra.

En este sentido, Alfonso Morales, productor de la zona, indicó que las lluvias registradas en los últimos días provocaron la pérdida del 70% de la cosecha de celery  (apio españa) en la población de Bailadores, municipio Rivas Dávila del estado Mérida. Lo que significa que se tendrá un aumento significativo en la demanda y precios de dicho producto.

Asimismo, representa un fuerte golpe para la economía y futura producción de los merideños, quienes hasta el momento no cuentan con algún tipo de ayuda del Estado ante las crecidas de los ríos y la pérdida de los alimentos. Por ende, le hacen un llamado a la gobernación del estado y al ministerio encargado, para que les den una mano amiga a los campesinos.

“El gobierno debe velar en apoyar a los productores merideños, específicamente desde el Ministerio para la Agricultura y Tierras, brindando apoyo técnico, financiero y humano. Sin embargo, hoy todos están huérfanos”, dijo Morales.

Es de resaltar que por las lluvias se debe fumigar más seguido los cultivos, para evitar que los insectos u otros animales lleguen a dañarlos; acrecentando así los gastos de producción, por ende, necesitan poder adquirir este tipo de productos con un precio justo, y no provocar un aumento desmedido de las hortalizas.

Productores merideños están abandonados por el Ministerio de Agricultura

Ayúdanos a llegar a más personas.
¡Comparte este contenido!

Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *