Imagen cortesía

Trabajadores informales de Táchira: en medio de la zozobra por la criminalización de sus labores

La ubicación del estado Táchira ha facilitado a sus habitantes un desahogo económico mediante la frontera. Es común la venta de víveres, la compra de metales y la comercialización del transporte fronterizo. Pues, los trabajadores informales buscan un ingreso extra para lograr mantener a sus familias y cubrir los gastos básicos que cada día se han vuelto más difíciles de costear.

Por esta y otras razones, la frontera representa para los tachirenses una oportunidad laboral, que en la mayoría de los casos, es completamente informal.

Realidad de los trabajadores informales

Ender Maldonado es un ciudadano que tiene un carro pequeño, de dos puertas, el cual ha utilizado por más de dos años para ayudar al sustento de su hogar en medio de la crisis económica. Está residenciado en Palmira y expresó las problemáticas que afronta como trabajador informal.

“Se hizo común que la GNB, la policía y cualquier uniformado utilice cualquier excusa para sacarnos dinero. Que si por el salvo conducto a principios de pandemia, que si por la mercancía, que porque la gente que va en el carro no es familia”, denunció.

Por ello, lamenta que las autoridades usen el término de “mafias” para expresarse sobre la mayoría de los trabajadores informales. “Nosotros hacemos un trabajo honesto. Sabemos que no pertenecemos a ninguna línea legalmente constituida”, apuntó.

Asimismo, Maldonado relató que son muchos los ciudadanos que optaron por este trabajo para ganar un ingreso extra de forma honesta. Sin embargo, afirma que son afectados por la estigmatización que se ha hecho sobre esta labor.

“Hay personas que se dejan llevar por cuentos y generalizaciones sobre los transportistas. Creen que todas las personas que trabajamos en la frontera estamos relacionados a las mafias y el tráfico de drogas. A veces son muy desconfiadas e incluso hasta groseras cuando uno solo está brindando un servicio”, contó el ciudadano.

De esta forma, en un estado donde la mayoría de la población tiene alguna relación con la frontera, ya sea por la compra o venta o por el uso de la moneda del vecino país, los transportistas se han visto en medio de la zozobra. Pues, debido al discurso de las autoridades, se les tacha de “mafia” y se vulneran sus derechos.

Trabajadores informales de Táchira: en medio de la zozobra por la criminalización de sus labores

Ayúdanos a llegar a más personas.
¡Comparte este contenido!

Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

You have to agree to the comment policy.